Valdelavilla es un pequeño pueblo serrano en las Tierras Altas de Soria que data del siglo XVIII.
Tras su abandono en los años 60 y por sus especiales características climáticas, arquitectónicas, paisajísticas y su peculiar flora y abundante fauna, ha sido reconstruido en su casi totalidad y habilitado como complejo turístico rural.

Aquí podrá disfrutar del sabor de lo auténtico; de la tranquilidad de uno de los espacios naturales mejor conservados, debido al bajo índice de población de la comarca y a la concienciación de sus habitantes; de la variedad de su fauna (buitre, águila real, corzo, jabalí, zorro por nombrar algunos); y de su peculiar flora marcada por el especial microclima del que disfruta el pequeño valle en el que está ubicado Valdelavilla.